Recetas para hacer mojito

Descubre cómo hacer mojitos

Sorbete de mojito

Sorbete de mojito

¿Cómo se hace un mojito aún más delicioso? Congelándolo y convirtiéndolo en un sorbete, ¡por supuesto! Sólo hay que transformar el cóctel clásico en un postre libre de grasa que es perfecto para las fiestas de verano y las barbacoas al aire libre.

¡Éste postre es sólo para adultos! Que no creas que porque esté congelado no se sube a la cabeza. Así que cuidado con lo que comes, que entra sólo.

Es una manera muy original de presentar esta bebida y perfecto para cambiar de sabor entre plato y plato.

Los sorbetes no sólo son para las bodas, y ya verás que no es nada complicado. Con los siguientes ingredientes y un congelador, cualquiera puede hacerlo.

Ingredientes necesarios:

  • 100 g de azúcar en polvo
  • 600 ml de agua
  • 5-6 limas
  • 50 g de menta fresca (hojas y tallos)
  • 3 cucharadas de ron blanco o añejo + un poco más para servir
  • 1 clara de huevo, ligeramente batida

Si estás haciendo este sorbete para una fiesta, sírvelo en copas de cóctel con unos paraguas y una pajita para darle un toque divertido.

Elaboración:

En primer lugar, rallamos finamente la piel de 2 de las limas. Reservamos.

Ponemos el azúcar con 600 ml de agua en una cazuela a fuego medio. El calor disolverá el azúcar.

A continuación, llevamos a ebullición el agua y añadimos la piel rallada y las hojas de menta (reservando 5 hojas de menta).

Lo retiramos del fuego, lo tapamos y dejamos que repose durante 10 minutos. A continuación, le retiramos la tapa.

Lo vertemos en un recipiente y dejamos que enfríe a temperatura ambiente. Después lo ponemos en la nevera para que enfríe.

Lo colamos y presionamos la menta para extraer todo el sabor. Descartamos los tallo y las hojas de la menta.

Agregamos el zumo de todas las limas (nos saldrá aproximadamente unos 125 ml) y el ron. Picamos las 5 hojas de menta y removemos todo.

Congelamos la mezcla durante al menos 2 horas. Después comprobamos, removemos con un tenedor y lo mantenemos 2 horas más en el congelador.

Lo sacamos, lo rompemos en trozos y lo picamos en un procesador de alimentos con la clara de huevo. Congelamos de nuevo hasta que se solidifique.

Pasado ese tiempo ya podemos servirlo. Para servirlo, ponemos unas hojas de menta en vasos previamente enfriados, añadimos unas bolas de sorbete y un chorrito más de ron. Decoramos con rodajas de lima.

Este sorbete se puede mantener durante 3 meses en el congelador.